Algunas claves del uso de la norma ISO 31000:2018 para la gestión de riesgos

38
Leopoldo Lares Sultan norma ISO 31000 2018 gestion de riesgos

La gestión de riesgos es una disciplina indispensable en toda organización, especialmente en el sector seguros, y ahora cuenta con la actualización de la norma ISO 31000:2018 que reemplaza a la versión del 2009.

A pesar de no ser certificable se complementa de manera ideal con la ISO 9001, dado que posee el mismo lenguaje ISO.

Los principios de éxito de esta norma son los siguientes:

  • Busca la integración en todas las actividades de la organización, desde producción y logística, hasta recursos humanos.
  • Estructura procesos de identificación de riesgos adaptándose a la empresa, ofreciendo respuesta inmediata en hallazgos y considerando factores humanos y culturales en el proceso.

Leopoldo Lares Sultán, asesor de Universal de Seguros, afirma que este proceso no es algo que se realiza una vez y se desecha, es un trabajo constante que se actualiza de forma frecuente, para optimizar cada parte del trabajo de cada gerencia, garantizando una respuesta de calidad en todos los niveles.

Leopoldo Lares Sultan norma ISO 31000 2018 gestion de riesgosAtacando la adversidad

Algunos de los factores que impactan negativamente a una organización son:

  • Economía local y global.
  • El cambio climático.
  • Cambios políticos.
  • Migraciones y otros propios de la modernización de la sociedad.

Para mantener la eficiente operatividad de la organización ante cada posible cambio, el nuevo modelo ISO 31000-2018 plantea seguir tres vértices:

Entendimiento

Consiste en la identificación oportuna de riesgos. La probabilidad y la severidad son los factores claves y debemos asignarle una calificación a cada riesgo identificado.

Planificación

Esta puede ser operativa para los riesgos puros o estratégica para los riesgos que normalmente no son asegurables, pero que existen y nos pueden afectar.

Acción

Consiste en realizar las tareas que le permitan a la organización eliminar, prevenir, controlar y transferir los riesgos adversos identificados.

Toda esta previsión permite a las organizaciones estar debidamente preparadas para enfrentar cualquier cambio, aprovechando las oportunidades del entorno para cumplir con los objetivos de la organización.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta